Alexis y Silvia son una pareja encantadora que llevan juntos, y se dice pronto, TODA SU VIDA. Él, argentino; ella, valenciana. La mezcla perfecta para esta pareja perfecta. Nunca pierden la sonrisa (no es que lo diga yo, lo váis a ver en las fotos). Ellos decidieron empezar su boda de una forma completamente diferente. Nada de casa del novio, nada de casa de la novia: directamente se iban a encontrar los dos juntos, a solas, en un lugar cercano a Valencia. Querían empezar este maravilloso día juntos. Alexis se emocionó mucho al ver a SIlvia vestida de novia, no paraba de repetirle lo guapa que estaba. Ese momentito juntos, ese primer contacto, creo que todo el mundo debería tenerlo el día de su boda. Sin invitados, sin amigos, sin familiares. Solo ellos, el novio y la novia. Y asi fue como empezó su boda de cuento de hadas.

 

Y apovechamos para hacer unas fotos bonitas por la maravillosa zona del Saler de Valencia

 

 

 

¿Verdad que es la mejor forma de empezar tu boda? Después de este bonito momento, ya nos fuimos directos a los salones donde todo el mundo nos esperaba. La boda tuvo lugar en los salones Aqualandia, un lugar rodeado por las aguas y los arrozales de la Albufera de Valencia. Un lugar con muchos detalles y mucha cerámica valenciana. Fue un lugar que descubrí. Por cierto, fue el padre de Alexis quien les casó, precioso también este detalle.

Además, la cena fue divertidísima, Alexis y Silvia tenían preparadas varias pruebas y juegos para ir interactuando con los invitados. Tengo que decir que los invitados colaboraron muchísimo en todo lo que los novios habían preparado: cantaron, rapearon, bailaron, jugaron a juegos típicos argentinos… De esas bodas que pasan volando.

 

A %d blogueros les gusta esto: