Alba contactó conmigo para hacerle un regalo muy especial a su hermana, quién iba a tener su primera hija. Le regaló una sesión de embarazo, una sesión newborn y un álbum. Menudo regalo, ¿verdad? Si te gusta la idea tu también puedes regalar algo así de especial (un regalo que nunca sobra y que les va a durar toda toda toda la vida). En el enlace puedes ver las cajitas para regalo tan bonitas (se pueden entregar en mano, mandar por correo o mandar el vale por e-mail).

Así pues, quedamos para la primera parte del regalo: la sesión de embarazo. Águeda me llamó muy ilusionada, tenía muchísimas ganas de realizar la sesión de fotos. Concretamos fecha, un lugar cercano y bonito, la decoración…  Pidieron prestado un coche enorme para traerse todo lo que quería. Se notaba que eran una pareja muy detallista y con muy buen gusto. Les gustaba el color mint como a mi, las bicicletas clásicas y la decoración vintage. Una mezcla perfecta en un sitio precioso y tranquilo.

Para el vestuario (pregunta típica entre todas las embarazadas) ella eligió un vestido largo negro combinado con una cazadora vaquera, una camiseta negra transparente con flecos, un vestido corto blanco y una combinación de falda larga y top para poder lucir esa bonita tripita que tenía. Ah! Y se me olvidaba, lo que nunca falla, unos vaqueros con otro top. La idea de las fotos de embarazo es verte guapa, natural y sobretodo poder lucir la tripita. Además trajeron los primeros peluches de la peque, su ropita y una bonita guirnalda con su nombre que le hizo su tía Alba.

Espero que os sirvan de ideas para preparar vuestra sesión de fotos. ¡Siempre estáis guapísimas!


 

A %d blogueros les gusta esto: